• Martes, 03 Enero 2017
  • Mi Magazine
  • 450
¿Y si el Titanic no se hundió por chocar con un iceberg?

La teoría se basa en el hallazgo de varias fotografías recientemente subastadas que, según los analistas, muestran que había indicios de un incendio en el casco de la embarcación antes de zarpar.

El pasado 1 de enero, los espectadores ingleses que encendieron Channel 4 descubrieron una teoría alternativa sobre el hundimiento del Titanic, que este año cumplirá su 104 aniversario. Según el documental 'Titanic: the New Evidence', no fue el choque con un iceberg lo que causó el trágico hundimiento del transatlántico, sino un fuego en las calderas que se habría iniciado incluso antes de abandonar los astilleros de Belfast.

La teoría se basa en el hallazgo de varias fotografías recientemente subastadas que, según los analistas, muestran que había indicios de un incendio en el casco de la embarcación antes de zarpar. El principal responsable del equipo de investigación es el periodista irlandés Senan Moloney, que ha estudiado el Titanic desde los años ochenta y ha publicado libros como 'Titanic Scandal: the Trial of the Mount Temple' (Amberley), 'Titanic and the Mystery Ship' (Tempus) o 'The Irish aboard Titanic' (Mercier).

Como han recogido los medios británicos, Moloney señala en el documental que hay una mancha negra de poco más de nueve metros (unos nueve pies), probablemente ocasionada por un incendio. El lugar en el que se encuentra este signo es en el estribor (costado derecho) de la embarcación y, no por casualidad, muy cerca del lugar en el que el iceberg impactaría durante la noche del 14 al 15 de abril. En el documental, el experto señala a propósito de la imagen que “estamos mirando al área exacta donde el iceberg impactó, y parece haber una debilidad o daño en el casco en esa zona, incluso antes de que abandonase Belfast”. Es decir, ya en los propios astilleros, antes de desplazarse a Southampton donde los viajeros se montaron.

El programa especial, que dura algo más de tres cuartos de hora y puede verse online en la página de Channel 4, recoge el testimonio de otros investigadores que están de acuerdo con Moloney. El fuego, señalan, era conocido por parte de la tripulación, y al mantenerse en secreto condujo a la tragedia en la que murieron unas 1.500 personas. Según se señala en el documental, en algún momento durante las pruebas del barco el fuego comenzó en la reserva de combustible que se encontraba detrás de una de las calderas, alcanzó los 1.000 grados celsius, intentó ser detenido por un equipo de 12 personas y, sin que estas fuesen capaces de apagarlo, terminó dejando secuelas que serían letales para la embarcación.

El detonante definitivo

Durante casi un siglo, la principal hipótesis sobre el hundimiento del Titanic señalaba que el choque del estribor del barco con un iceberg provocó que se soltasen los remaches y se abriese una vía de agua bajo la línea de flotación, lo que dio lugar a la rápida inundación de los primeros cinco compartimentos. El nuevo hallazgo, de ser cierto, demostraría que el impacto en sí no habría causado un efecto tan devastador si no fuese porque, en una coincidencia letal, el golpe se produjo en la zona de la embarcación que había sido debilitada por el fuego.

Según el documental, el Titanic se hundió, en última instancia, por imprudencia humana. Este señala directamente a Bruce Ismay, presidente de la naviera británica White Star Line, como el principal artífice de esta ocultación de datos de radical importancia. Según señala el documental, este habría dado órdenes a la tripulación que estaba al corriente del incendio de que no informasen a ninguno de los pasajeros. Ismay fue uno de los viajeros que salvaría su vida en el bote de rescate C, el penúltimo que zarpó antes del hundimiento. Durante el juicio, el empresario fue acusado de haber precipitado la construcción del barco, unas prisas que provocaron que no se solucionasen deficiencias críticas, pero finalmente fue absuelto al no encontrar ninguna prueba para demostarlo.

 

La anécdota, no obstante, se encuentra en consonancia con la ambición de Ismay, que deseaba superar a sus competidores de la Cunard Line, que habían diseñado el Lusitania y el Mauretania, ofreciendo una lujosa embarcación para llamar la atención de la burguesía y la emergente clase media. Tanto es así que el documental afirma que el Titanic fue atracado en Southampton de manera que se ocultase el estribor y los viajeros embarcasen por babor para que estos no viesen la marca negra.

blog comments powered by Disqus