• Jueves, 12 Octubre 2017
  • Mi Magazine
  • 286
La menospausia ¿engorda?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) celebra cada 18 de octubre el Día Mundial de la Menopausia con el objetivo de ayudar a crear conciencia sobre la importancia de la evaluación de la salud de la mujer y prevención de enfermedades durante este periodo ¿Qué es la menopausia? ¿Qué síntomas aparecen? ¿Conlleva el aumento de peso?

A lo largo de la vida reproductiva de la mujer, ocurren demasiados cambios relacionados con la edad, con su ambiente hormonal y con la etapa de la vida que atraviesan. Todos ellos producen constantes variaciones en el patrón de sus ciclos menstruales, fertilidad, sexualidad e influyendo en su estado de ánimo y su relación con la comida. Esta etapa culmina con la menopausia generando cambios en todos los aspectos de su vida.

La menopausia se define como el cese de la menstruación durante 12 meses, secundario al fin del funcionamiento ovárico y precedido durante varios años de lo que se denomina transición menopáusica, momento a partir del cual comienzan los cambios clínicos, biológicos y endocrinológicos que para muchas mujeres pueden pasar inadvertidos y para otras no. Es importante destacar que ésta es una etapa más de la vida de la mujer y bajo ningún punto de vista debe ser vivida como una enfermedad.

Durante esta etapa se produce un aumento de la FSH (Hormona Folículo estimulante) acompañado de la fuerte disminución de los estrógenos que puede, en algunas mujeres, producir algunos síntomas característicos como los “sofocos”, sudores nocturnos, alteraciones para dormir, disminución del deseo sexual, alteraciones del humor con cansancio extremo, ansiedad o depresión, dolor de cabeza y en las articulaciones, entre otros.

Pero hay algo que sucede muy a menudo. Las mujeres dan cuenta del cambio corporal que tienen, sintiéndose incómodas con su imagen, no solo vestidas sino también en su intimidad; entonces aparece la pregunta rectora: La menopausia ¿engorda?

Varios estudios han demostrado que existe una fuerte asociación entre la menopausia, la grasa corporal y principalmente el aumento de la grasa intraabdominal con el aumento del riesgo de enfermedad cardiovascular durante ésta etapa. En las mujeres entre los 38 y 47 años, se observa un incremento significante del peso corporal, que continúa elevándose con el avance del tiempo.

Pero lo que sucede en las mujeres menopáusicas tiene que ver principalmente con que suelen disminuir su actividad física y su gasto metabólico de reposo (por disminución de masa magra), dos factores que favorecen a la ganancia de peso durante éste período. Además, muchas de ellas viven esta etapa con algún tipo de ansiedad que las hace modificar su patrón conductual al comer, favoreciendo el picoteo, la necesidad por lo dulce a la noche e incorporando hábitos nuevos como alcohol o cualquier otro, provocando un fuerte aumento de la ingesta alimentaria.

Independientemente de la variación del peso, la menopausia está asociada con cambios en la composición corporal y en la distribución de la grasa que deriva en un aumento de la grasa intraabdominal. Se ha observado que, un promedio de 0.9 Kg total de ganancia anual de peso corporal se asoció con un aumento de 1.4 Kg de compartimiento graso y reducción de 0.5 Kg de compartimiento magro. Los ovarios pueden influir en éste proceso a través de distintos mecanismos hormonales.

Durante ésta etapa de la mujer, se observa aumento de la masa grasa corporal y de la circunferencia de cintura. El aumento de la grasa abdominal se asocia con alteración del perfil lipídico, hipertensión arterial, insulinoresistencia, diabetes mellitus, cáncer, artritis y síndrome metabólico.

Transitar ésta etapa acompañada por una profesional, para no ser vivida como una fatalidad o como el fin de la vida sexual de la mujer, es uno de los puntos principales. Es una fase más dentro del ciclo de la vida para la cual hay que prepararse y ocuparse. Con una estrategia preventiva en cuanto a la detección y el correcto control de los factores de riesgo, la promoción y motivación de una vida activa, es lo que conllevará a un cambio radical en la manera de atravesarla.

Promover hábitos de alimentación saludables que puedan sostenerse en el tiempo, sin grandes prohibiciones pero aprendiendo siempre a elegir y decidir en base a construir un futuro más feliz, es lo que impactará favorablemente sobre el cuerpo de la mujer durante esta etapa de la vida.

blog comments powered by Disqus