• Jueves, 14 Abril 2016
  • Mi Magazine
  • 450
El beso con lengua causa estos efectos en tu cerebro

Hay un intercambio de saliva que hace que el hombre pase testosterona a la mujer y actúe como un afrodisíaco, pero hay bastante más que deberías conocer.

Los labios junto con la yema de los dedos poseen la mayor densidad de terminaciones nerviosas, de allí que un beso, especialmente con lengua, englobe una gran cantidad de sensaciones e información que llega al cerebro.

Durante este tipo de beso erótico hay un importante intercambio de saliva que hace que el hombre pase testosterona a la mujer y actúe como una especie de afrodisíaco que activa la receptividad sexual del sexo opuesto, explicó David Bueno i Torrens, biólogo e investigador de genética en la Universidad de Barcelona a El País de España.

Además, cuatro neurotransmisores (sustancias químicas que comunican unas neuronas con otras) básicos se despiertan con el beso: la dopamina, que nos hace sentir placer y bienestar; serotonina, con la que sentimos excitación o rechazo; la epinefrina, que aumenta la frecuencia cardiaca, sentimos calor y el corazón se acelera; y la oxitocina, que genera apego y confianza.

Día Internacional del Beso

Te recordamos que ser un buen besador puede parecer algo muy superficial o una cualidad a la que se apunta para poder alardear. Sin embargo, detrás de un ósculo hay muchas cosas internamente se accionan y reaccionan:

1. "Durante el beso, especialmente con lengua, hay un importante intercambio de saliva que hace que el hombre pase testosterona a la mujer y actúe como una especie de afrodisíaco que activa la receptividad sexual de la mujer. Cuando toda la información llega al cerebro, este valora si le gusta o no, si lo rechaza o lo acepta", explica David Bueno i Torrens, biólogo e investigador de genética en la Universidad de Barcelona.

​2. Las mujeres se sienten atraídas por el olor de los hombres que portan un código genético distinto del de ellas porque, de esa manera, se aseguran mejor descendencia, sostiene la científica Sheril Kirshenbaum, de la Universidad de Texas y autora del libro La ciencia del besar.

3. La experiencia previa de la persona ocupa un lugar relevante en la interacción de hormonas en el cerebro. "Cuando se besa a una persona conocida, las reacciones químicas son diferentes que cuando el sujeto es conocido", sostiene Bueno i Torrens.

4. Además con los cuatro neurotransmisores, con el beso erótico también se liberan otras sustancias, como el óxido nítrico, que relaja los vasos sanguíneos del pene y, por tanto, provoca una erección. También está la feniletilamina, que estimula el sentimiento de placer.

blog comments powered by Disqus