• Martes, 12 Abril 2016
  • Mi Magazine
  • 278
Daños articulares y hemorragias severas son padecidos por pacientes con hemofilia

La hemofilia es un trastorno congénito que provoca hemorragias por periodos más prolongados en comparación con alguien sin la patología, debido a deficiencias en algunos de los factores de coagulación. El tratamiento para los pacientes debe durar toda su vida, por tratarse de una deficiencia congénita. La terapia consiste en la administración del factor de coagulación faltante al torrente sanguíneo de forma preventiva y al presentar alguna herida.

En Venezuela la Asociación Venezolana para la Hemofilia registra que 2.556 personas están diagnosticadas con la condición de hemofilia. Aún cuando se trata de una cifra importante de personas, el acceso a los factores de coagulación que requieren los pacientes es cada vez más limitado.

De acuerdo con la hematóloga Apsara Boadas, la falta de profilaxis pone en riesgo la salud y calidad de vida de los pacientes con hemofilia severa y moderada, ya que están propensos a presentar daño en diversos órganos y afectar irreversiblemente las articulaciones, lo que a la larga puede provocar discapacidad.

Tejidos sensibles

Los lugares más comunes de hemorragias en personas con hemofilia son las articulaciones y los músculos de los brazos y piernas. Los episodios de sangrado en las coyunturas del cuerpo son dolorosos, debido a que hay inflamación. Si las hemorragias en las articulaciones no se tratan adecuadamente tienden a repetirse, por mantenerse la actividad inflamatoria. El contenido de hierro existente en la sangre y las enzimas destruyen progresivamente el cartílago, lo que causa el desarrollo de artropatías.

Las personas con más alto riesgo de hemorragia articular son las que presentan hemofilia severa, esto debido a que son propensas a sangrados espontáneos. El sangrado en hemofilia leve o moderada surge por golpes o traumas.

blog comments powered by Disqus