• Lunes, 21 Septiembre 2015
  • Mi Magazine
  • 718
7 trucos para decirle adiós al mal olor en el calzado

Aunque en el mercado hay cientos de productos para hacerle frente a este problema, hoy queremos compartir 7 interesantes trucos naturales que pueden convertirse en la mejor solución. ¡Conócelos!

El mal olor en el calzado es un problema bastante común que suele desencadenarse cuando la persona no tiene una higiene adecuada con sus pies o lleva un estilo de vida agitado que le provoca exceso de sudoración.

Los pies son una de las áreas del cuerpo donde mayor cantidad de sudor se produce y también suelen ser una zona idónea para la proliferación de determinadas bacterias, responsables de esos olores desagradables.

Aquellos que presentan con regularidad esta condición suelen tener dificultades sociales y problemas de autoestima por el rechazo que ello implica.

Por suerte, en la actualidad existen muchos remedios para evitar y combatir esta afección, incluyendo aquellos olores que se quedan impregnados de los zapatos.

1. Cáscaras de cítricos

¿A quién no le agrada el delicioso aroma de los cítricos? Ese fuerte olor que tanto nos atrae es una buena solución para neutralizar ese mal olor que hay impregnado en el calzado.

Toma cáscaras de limón, naranja o toronja e introdúcelas dentro de los zapatos malolientes. Debes dejar que actúen toda la noche para que tengan el tiempo suficiente de neutralizarlo.

2. Aceite esencial de árbol de té

Dentro de la categoría de aceites esenciales con propiedades antisépticas y antibacteriales se destaca el de árbol de té.

Este ingrediente está aconsejado para combatir hongos y bacterias, y por su agradable aroma también puede ser útil en la eliminación de malos olores.

Añade dos o tres gotas en la plantilla de tu calzado y déjalo actuar toda la noche para que elimine las bacterias.

3. Lavanda

Esta planta es famosa por su agradable aroma y también por su ligera acción antibacteriana que puede combatir aquellos microorganismos que dan origen al mal olor.

Introduce unas cuantas flores de la planta dentro de los zapatos o, si te es posible, aplícales unas gotas de su aceite esencial.

4. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es uno de los ingredientes por excelencia para desodorizar y evitar la producción excesiva de sudor.

Agrégale un poco del polvo blanco a tus zapatos y déjalo actuar para que sus propiedades antibacterianas actúen de forma eficaz contra el desagradable olor.

5. Arena para gato

Estamos seguros de que este truco ni se te había pasado por la cabeza. Esa arena que utilizas para tu gato también tiene el poder de absorber esos malos olores de tu calzado.

Llena un par de calcetines con esta arena e introduce cada uno en los zapatos de mal olor. Al día siguiente ponlos al sol para terminar de cumplir con la tarea.

6. Cambiar las plantillas

Una solución rápida y efectiva para decirle adiós al olor fétido de los zapatos es cambiándoles de forma regular las plantillas.

Por lo general es justo esta parte la que absorbe el sudor y todas esas bacterias que desencadenan esta condición.

7. La técnica de congelación

¿Alguna vez has puesto a congelar tus zapatos? Parece una locura pero lo cierto es que puede ser bastante útil.

Hace un tiempo te comentamos que se puede aumentar hasta dos tallas del calzado introduciéndolos con bolsas dentro del congelador.

Pues bien, este truco también es aplicable para acabar con el mal olor. Solo tienes que dejarlos toda la noche y a la mañana siguiente secarlos al sol.

¿Qué hacer para tener una higiene adecuada con los zapatos?

La higiene es el pilar fundamental para que los malos olores no arruinen ese calzado que tanto te encanta lucir.

Para ello, atiende las siguientes recomendaciones:

Evita usar tu calzado cerrado todos los días: Esto no es bueno para la salud y tampoco para tus pies. La falta de ventilación crea un ambiente ideal para hongos y bacterias, lo que genera sequedad, dolor y mal olor.

Airea los zapatos: Una vez llegues a tu casa, coloca tu calzado en un lugar donde puedan recibir brisa fresca.

Lava los zapatos con regularidad: Manténlos limpios utilizando el mismo detergente con el que lavas tu ropa y sécalos directamente al sol.

Utilizar un antitranspirante: Si tienes problemas de sudoración excesiva lo mejor es que utilices un desodorante antitranspirante todos los días para evitar el mal olor.

 

Si nada te funciona, lo mejor es consultar al médico.

blog comments powered by Disqus