• Miércoles, 13 Septiembre 2017
  • Mi Magazine
  • 147

Durante muchas décadas los gobiernos del mundo han buscado por diferentes medios erradicar el consumo de drogas que afecta a la población. Campañas de concientización, guerras contra el narcotráfico, prohibiciones, persecuciones y millones de dólares son medidas tomadas por los países para alejar a su gente del llamado mal del Siglo XXI.

Para darnos una idea del costo humano que tiene el narcotráfico en la sociedad, debemos centrarnos en uno de los países más afectados: México. Instituciones defensoras de los derechos humanos aseguraron el año pasado que de 2006 a 2016 –los años en que el gobierno declaró una guerra a los cárteles– en el país se han registrado alrededor de 160 mil muertes, 200 mil desplazados, 30 mil desaparecidos y 855 fosas clandestinas, todo provocado por el narcotráfico.

Claro que esas cifras son un estimado, pues según la Red Retoño para la Prevención de la Delincuencia Organizada, es difícil saber con precisión el número de víctimas y afectados por las drogas en México.

Ahora bien, mientras unos países optan por la “guerra” contra los estupefacientes, hay algunas naciones que prefieren una opción más pacifica como la legalización o campañas informativas sobre el mal que hacen las drogas.

Precisamente una de esas campañas ha dado la vuelta al mundo ya que muchos la consideran fuera de lugar y un fomento a seguir consumiendo los narcóticos que provocan violencia en otros lugares. Más en concreto hablamos de Bilbao, España.

En ese municipio español entendieron que no pueden hacer que la gente deje de consumir drogas, por lo que la mejor opción es aconsejar para que el consumo se haga de forma correcta y no haya pérdidas humanas. Para este propósito Bilbao creó los Puntos de Información Personalizados (PIP) donde se reparten tarjetas con mensajes como "pica bien tu raya", "si no está bien picada puede dañar tus fosas nasales" o "rula sólo con tu rulo".

Las mismas autoridades aseguran que su campaña sólo busca minimizar los riesgos y daños de las drogas con un «consumo seguro y responsable» entre quienes han decidido hacerlo.

Una de las impulsoras de esta campaña es la concejal de Salud del Ayuntamiento de Bilbao, Yolanda Díez, quien aseguró a Radio Euskadi que la campaña consiste en «un programa municipal de orientación y asesoramiento personalizado en materia de salud sexual y de drogas», así como de «la gestión de los riesgos que se vinculan a ello».

«Este material es una anécdota en este programa, que es un programa absolutamente necesario y que únicamente se ha utilizado en la prevención personalizada preventiva e indicada, no universal», aseguró Yolanda Díez a Radio Euskadi.

Aunque la campaña ha levantado gran polémica en Redes Sociales, la concejal explicó que todo es con un sentido de responsabilidad ante la difícil situación de drogadicción que se vive a nivel mundial.

«Queremos que se aminoren los riesgos ante la determinación de consumir», comentó Yolanda Díez a Radio Euskadi.

blog comments powered by Disqus