• Miércoles, 10 Octubre 2018
  • Mi Magazine
  • 248
Google centraliza el control de las aplicaciones del hogar en su nuevo

Google presentó hoy su primer centro de control integral para su serie de aplicaciones inteligentes del hogar, al que bautizó como "Google Hub", desde el que se pueden apagar las luces o subir la calefacción, entre otras funciones.

El "Hub" es un pequeño dispositivo con altavoz y pantalla de 18 centímetros, similar a una tableta, que funciona conectado a la electricidad y que engloba prácticamente la totalidad de las funciones con activación vocal desarrolladas por Google.

Según explicaron a Efe fuentes de la compañía, el tamaño elegido permite situarlo en cualquier habitación de la casa sin que resulte visualmente molesto, algo que los diseñadores tuvieron en mente "en todo momento".

Con este fin, un sensor RGB analiza los colores de la habitación en la que se encuentra el aparato, y ajusta el tono y la luz de la pantalla para que se adapten al entorno.

Del mismo modo, cuando se apagan las luces por la noche, la pantalla pasa a ser de color negro y sobre ella aparece con una luz tenue un reloj.

Además de servir como altavoz y asistente de voz al estilo de Google Home, el nuevo dispositivo permite acceder a vídeos de Youtube mediante comandos vocales.

Por ejemplo, si se le pregunta "Google, muéstrame cómo cortar una cebolla", aparecerá directamente un vídeo que lo enseñará.

En caso de que se disponga de tecnología domótica, desde el Hub se pueden controlar con la voz luces, persianas, termostatos, enchufes y cualquier otro aparato inteligente del hogar.

La pantalla sirve también como marco de fotografías, ya que se puede vincular al móvil y mostrar imágenes captadas por el teléfono de forma secuencial e inmediata.

Mediante inteligencia artificial, Google elige "las mejores" fotografías, aquellas que no están borrosas, tienen marcas de movimiento o en las que todos los fotografiados aparecen sonriendo y con los ojos abiertos y las reproduce en Hub.

El dispositivo está disponible en cuatro colores distintos ("charc", "aqua", "choco" y "sand"), mayoritariamente de tonos suaves y mates, para que se camuflen en el entorno del hogar.

Google lanza una tableta convertible pensada para aunar el trabajo y el ocio

Google presentó hoy la Pixel Slate, una tableta convertible en ordenador portátil que ha sido diseñada para que el usuario pueda sacarle el máximo rendimiento tanto en el trabajo como en su tiempo de ocio.

Fuentes de Google explicaron a Efe que el nuevo dispositivo ha sido pensado para gente con un estilo de vida "versátil", a quienes la tableta les permitirá, por ejemplo, trabajar y jugar a la vez o cambiar de una actividad a la otra sin apenas esfuerzo.

En cuanto a las prestaciones para el trabajo, la tableta convertible ofrece una pantalla partida que permite usar dos aplicaciones simultáneamente, y en las que el usuario puede elegir el tamaño de cada expositor.

Por ejemplo, se puede estar leyendo un artículo en una parte de la pantalla y tomando anotaciones en la otra, que puede ajustarse para que sea algo más grande.

Además, en la parte superior aparecen aplicaciones sugeridas que cambian según el momento del día con base en los hábitos de los usuarios, algo que se ha logrado mediante técnicas de aprendizaje automático.

En cuanto a las opciones para el ocio, Pixel Slate dispone de una pantalla brillante de resolución 4K, considerada de las más altas del mercado.

Los altavoces delanteros, por su parte, pueden alcanzar volúmenes muy altos con el objetivo de ofrecer, junto a la alta calidad de la imagen, una "experiencia cinemática", indicaron a Efe desde Google.

La tableta dispone de una cámara frontal y de otra trasera de alta definición (la primera con un objetivo gran angular) y ambas de 8 megapíxeles, e incluye el modo retrato que ya existe en los teléfonos de la serie Pixel.

Se trata de un dispositivo poco grueso y ligero, con un peso de 725 gramos, y la conversión de tableta a portátil y viceversa es rápida y fácil: se basa en imanes, y en la modalidad de ordenador se puede ajustar a distintos niveles de inclinación.

Es la primera tableta de Google que usa su sistema operativo Chrome OS, tiene una batería con autonomía de 10 horas y estará disponible en el mercado a partir de 599 dólares.

La inteligencia artificial se adueña de la cámara del nuevo Pixel 3 de Google

Google presentó hoy sus nuevos modelos de teléfono inteligente, el Pixel 3 y el Pixel 3 XL, cuya principal característica es la apuesta por la integración total de la inteligencia artificial en la cámara.

Según pudo comprobar Efe, el nuevo aparato de la multinacional estadounidense presenta una cámara de muy alta calidad que, cuando alcanza las limitaciones propias de la fotografía tradicional, se sirve de la inteligencia artificial para ir un paso más allá.

Es el caso, por ejemplo del "Modo Noche", nuevo en los Pixel y que permite sacar instantáneas de calidad con mucha precisión en los detalles en entornos de poca luz, sin usar flash, gracias a la fotografía computacional.

Algo similar ocurre con el uso del zoom, con el que habitualmente se pierde mucha calidad: Sin embargo Pixel 3 usa la información de la que dispone -sacada de la propia o de otras fotografías- para recrear los detalles con precisión.

Otra de las novedades en la cámara es el Modo Photobooth para selfis, con el que la cámara reconoce expresiones faciales y, una vez pulsado el botón, toma la fotografía justo en el momento en que el o los sujetos están sonriendo.

Además, hay una función de multidisparo, que permite sacar varias fotografías de una misma escena en tres segundos, y que inmediatamente después sugiere al usuario cuál debería conservar con base en criterios como la composición, la expresión de los fotografiados o la ausencia de movimiento.

Fuentes de Google explicaron a Efe que uno de los principales problemas que identificaron en la toma de selfis es que los usuarios no son capaces de incluir a todas aquellas personas que querrían o de mostrar el paisaje, aparte de las caras humanas.

Por ello Pixel 3 introduce un gran ángulo en la cámara frontal del teléfono, de 8,2 megapíxeles con foco de 2.2, que da mucha más amplitud a las fotografías.

Esta nueva terminal del gigante tecnológico integra además una cámara trasera o principal de 12,2 megapíxeles con apertura focal de 1.8.

Siguiendo con su apuesta total por la inteligencia artificial, el Pixel 3 integra Google Lens -que ya estaba disponible como opción en el anterior modelo- directamente en la cámara.

Es decir, cuando el usuario dirige la cámara a por ejemplo una silla, el teléfono inmediatamente reconocerá el modelo, lo buscará en internet y ofrecerá información relacionada con el objeto como tiendas en las que puede comprarse, precios, modelos similares, etc.

Según Google, esta es una funcionalidad que da resultados muy precisos en el caso de la ropa -marcas, modelos, etc.- y se puede usar también para plantas que se quieran identificar.

Google apostó en esta versión de su teléfono inteligente por el más reciente procesador de Qualcomm, el Snapdragon 845, junto con 4 GB de RAM y una memoria interna de 64 o 128 GB.

El teléfono también llega con nuevos contenidos de realidad aumentada: dibujos y emoticonos que se integran en las instantáneas o vídeos, y que pueden replicar las expresiones de los usuarios.

Por ejemplo, si una persona sonríe puede hacer aparecer junto a su cara una simpática nube o un gato que también hagan el mismo gesto, o que cambien su expresión en función de lo que haga el fotografiado.

Más allá de la cámara, Pixel 3 tiene la opción de reconocer y rechazar automáticamente llamadas sospechosas como estafas telefónicas, y tiene disponible también un cargador sin cables que hay que comprar a parte si se desea.

Pixel 3 y su "hermano mayor", el XL, tienen las mismas prestaciones, están disponibles en blanco, negro y rosa, y aportan por primera vez en el caso de los teléfonos de Google la pantalla curva de borde a borde cada vez más común en otras marcas. 

blog comments powered by Disqus

Compañeros