• Martes, 21 Noviembre 2017
  • Mi Magazine
  • 616
Universidades públicas quiebran en México por malos manejos

Universidades públicas de Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca y Zacatecas están contra la pared debido a malos manejos, prestaciones excesivas y recortes de recursos.

Trabajadores y alumnos de al menos cinco universidades públicas del país se mantienen a la expectativa, luego de que a finales de octubre los rectores de las de Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca y Zacatecas pidieron al presidente Enrique Peña Nieto una ampliación presupuestal por 4 mil millones de pesos para cubrir las nóminas de más de 26 mil empleados que atienden a 180 mil estudiantes.

Los rectores Medardo Serna González, de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH); Alejandro Vera, de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM); Jorge Ignacio Peña, de la Autónoma de Nayarit (UAN); Eduardo Carlos Bautista Martínez, de la Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), y Antonio Guzmán, de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), advirtieron que “se declararían en insolvencia económica de manera inmediata”, al no contar con los recursos para terminar el año.

Sin embargo, dichas instituciones cargan con deudas en algunos casos por malos manejos, o por excesos en las prestaciones de sus sindicatos, o en algunos casos por los sistemas de pensiones que actualmente absorben gran parte de su presupuesto.

En las últimas semanas ha quedado en evidencia la crisis en estas cinco instituciones. En Nayarit, el pasado 7 de noviembre autoridades universitarias convocaron a una marcha para denunciar que no contaban con recursos para el pago de salarios, por lo que el gobierno del estado anunció que cubriría la nómina hasta que termine el año.

En Zacatecas fue conjurado el emplazamiento a huelga del Sindicato de Personal Académico de la UAZ. El rector de esta institución solicitó un adelanto del presupuesto del próximo año para poder cubrir los sueldos y prestaciones de diciembre.

En tanto, en Michoacán, los sindicatos de Profesores y el Único de Empleados de la UMSNH anunciaron un emplazamiento a huelga para el 4 de diciembre, pues acusaron que no fue cubierto su sueldo de la segunda quincena de octubre.

En Morelos, el problema financiero de la casa de estudios ha llegado a la vía judicial y la semana pasada se giró una orden de aprehensión por enriquecimiento ilícito en contra del rector Alejandro Vera Jiménez, quien consiguió un amparo para librar la detención, además de tener otra acusación por peculado. Aunque Vera ha argumentado persecución política del gobierno del estado, la UAEM arrastra un déficit de mil 300 millones de pesos y la semana pasada dejó el cargo.

En Oaxaca, el Sindicato de Trabajadores y Empleados de la UABJO lleva dos semanas en paro de labores debido a que asegura que no ha sido cubierto el pago de jubilaciones, las cuotas sindicales y el incremento salarial de este año. Esta universidad tiene la peculiaridad de contar con cinco sindicatos y dar prestaciones, en algunos casos excesivas.

UAN: arrastra malos manejos

Desde que inició este año la Universidad Autónoma de Nayarit arrastraba un déficit financiero de aproximadamente mil 300 millones de pesos. Sumado a esto, su presupuesto anual es de casi mil 600 millones de pesos y tan sólo en servicios personales se erogan poco más de mil 800 millones de pesos cada año.

La universidad atiende a 30 mil alumnos en el estado con 15 preparatorias, 11 facultades, 36 licenciaturas y 25 posgrados, pero la SEP no reconoce el nivel medio superior de esta institución y no toma en cuenta a esos estudiantes al momento de calcular el subsidio de mil 311 millones de pesos. Además, el subsidio que da el estado es muy bajo, pues sólo entrega 245 millones de pesos.

La UAN ha buscado adelgazar la nómina e incluso ha exhortado a los funcionarios estatales que imparten cátedra en la casa de estudios a que renuncien a ese sueldo. También solicitó un apoyo extraordinario a la SEP y se explora la contratación de un crédito en el que el gobierno de Nayarit funja como aval.

A finales de 2016 el Órgano de Fiscalización Superior del estado detectó transferencias irregulares a dos trabajadores de la universidad y tras las investigaciones se determinó que el ex rector Juan López Salazar obtuvo un préstamo irregular de 375 millones de pesos en 2015 y se encuentra prófugo.

UMSNH: pegan prestaciones locales

La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo se encuentra sin recursos para cerrar el ejercicio 2017 y por ello los sindicatos de Profesores y el Único de Empleados de la UMSNH emplazaron a huelga.

El informe dado a conocer al Consejo Universitario reveló que la UMSNH requiere de al menos 850 millones de pesos para cerrar este año y cubrir sus principales necesidades, entre ellas, el pago de salarios de los más de 7 mil trabajadores.

Las autoridades señalaron que el problema financiero es derivado de diferentes factores, entre los que destacan las prestaciones no reconocidas por la Federación (jubilados, estímulos, bonos, despensas).

UABJO: insolvencia a corto plazo

En nueve años, la nómina de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca incrementó exponencialmente, de acuerdo con el rector de la casa de estudios, Eduardo Bautista Martínez, en un reciente informe presentado ante el Congreso estatal, donde advierte que “en tres o cuatro años —en 2020 o 2021—, la institución educativa se declarará insolvente”.

Con un presupuesto para el ejercicio fiscal 2017 de 941 millones de pesos, la nómina de la universidad se lleva 959 millones 850 mil pesos, dejando un déficit de 18 millones 850 mil pesos tan sólo en ese rubro.

Un estudio realizado por la empresa Integradora Corporativa Empresarial S.C., a petición de la casa de estudios, detalló que los gastos que genera la universidad corresponden principalmente a erogaciones por pago de servicios personales que incluyen prestaciones ligadas y no ligadas al salario. De acuerdo con los contratos colectivos de trabajo, la casa de estudios del estado mantiene la operación de los sindicatos, paga los salarios de los líderes sindicales y está obligada a pagar la renta de los edificios gremiales o construirles sus oficinas y dotarlas de mobiliario.

La crisis financiera de la UABJO está al límite, según su rector, de tal forma que el principal problema es cumplir con los compromisos laborales como el pago de aguinaldos y de la nómina de diciembre.

UAEM: deuda por crédito

En la ruta por lograr la contratación de un crédito por hasta 600 millones de pesos con la banca privada, el rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Alejandro Vera Jiménez, no sólo comprometió el presupuesto estatal para los próximos seis años, sino que también dejó en garantía parte de los 200 millones de pesos que le dio la UNAM por la renovación de un contrato de comodato.

De acuerdo con el secretario de Gobierno del estado, Matías Quiroz Medina, el contrato crediticio es uno de los factores del quebranto financiero de la universidad estatal y eso provocó la falta de recursos para pagar la nómina de unos 6 mil trabajadores universitarios, en la segunda quincena de julio y agosto. Pero el rector Alejandro Vera aseguró que el gobierno retuvo los recursos estatales y federales para generar un ambiente adverso contra él.

El pasado 11 de noviembre la Fiscalía Anticorrupción del estado consiguió una orden de aprehensión en contra de Alejandro Vera y su esposa, María Elena Ávila Guerrero, por el delito de enriquecimiento ilícito, pero días después el ex rector consiguió un amparo contra su detención. También tiene una acusación por peculado.

UAZ: asfixia deuda con ISSSTE y SAT

A la Universidad Autónoma de Zacatecas la asfixia una deuda con el ISSSTE por mil 573 millones de pesos y 386 millones con el SAT, así como un déficit presupuestal por 382 millones, al grado de que se han dejado de pagar algunas prestaciones contractuales y uno de los sindicatos recurrió al emplazamiento a huelga que finalmente no se realizó, pero que hubiera afectado a unos 5 mil trabajadores y más de 40 mil alumnos.

El rector Antonio Guzmán Fernández reconoció que a la ministración de noviembre de 175 millones de pesos se le recortaron 60 millones, lo que implicará que en diciembre no se cubra el 100% de los aguinaldos, además se han dejado de pagar las primas de antigüedad de agosto-septiembre-octubre que ascienden a 95 millones de pesos.

El presupuesto que requería la UAZ en 2017 superaba los 2 mil millones, pero ante los recortes presupuestales a nivel nacional y local, sólo se autorizaron mil 755 millones 220 mil pesos.

El rector asegura que son 700 millones de pesos lo que la UAZ pide para poder cerrar bien el año y cubrir el pago de nóminas.

blog comments powered by Disqus