• Martes, 25 Diciembre 2018
  • Mi Magazine
  • 563
Estos son los tres grandes errores de la infertilidad

Estas son las grandes razones por las que las mujeres españolas de entre 18 y 55 años no han tenido más hijos, según la Encuesta de Fecundidad de 2018 del Instituto Nacional de Estadística.

Solo en España nacen 1,3 bebés por cada mujer, una de las tasas de fecundidad más bajas de Europa.

A los tres poderosos motivos socioeconómicos mencionados por el INE hay que sumar un factor clave de salud:

El crecimiento alarmante de la infertilidad, que afecta a ambos sexos y que también arroja datos sorprendentes.

El primero, una de cada cinco mujeres necesita ayuda de la reproducción asistida para ser madre.

También un dato a tener en cuenta es, que 40.000 niños nacen en nuestro hospitales gracias a la fecundación in Vitro o a la inseminación artificial.

Aunque se incluyen los bebés de madres extranjeras que se someten en nuestro país a un proceso médico contra la infertilidad.

Los motivos son de origen genético y también debido al entorno y al estilo de vida.

La doctora explica que la norma general es que las parejas que llevan un año buscando el embarazo sin éxito, deben acudir al especialista.

Existe la excepción a esa norma, y es la edad de la mujer. Justo en esa excepción, es donde se encuentra uno de los orígenes del aumento de la infertilidad. Muy importante, explica: “si es menor de 35 años, puede esperar hasta un año, si es mayor de 35, no se aconseja demorar esa cita más de 6 meses y si supera los 38 años, no debe retrasar más de tres meses la consulta “.

Al hablar de edad, especifica la especialista de Clínicas Eva, hablamos de reserva ovárica, de la cantidad y calidad de óvulos que pueden ser fecundados con éxito para la reproducción.

A mayor edad, menor reserva ovárica, por lo que no conviene esperar.

Otro error común de las parejas es pensar que si ya se tiene un niño, con el segundo intento todo va a ir sobre ruedas.

No es cierto, advierte la ginecóloga. El error es el mismo. Puede que a los 31 no haya tenido problema alguno, pero a los 35, la dificultad puede ser mucho mayor.

Los años de la madre también influyen a la hora de someterse a un tratamiento de reproducción asistida.

Tratamiento que no garantiza el éxito en todos los casos

Las mayores garantías se dan cuando los óvulos para el tratamiento proceden de una donante, en cuyo caso el porcentaje de resultado positivo es del 79%.

En una Fecundación In Vitro realizada a menores de 34 años resulta similar, un 78%.

Mientras que si se supera la barrera de los 40, la tasa de embarazo es del 38%.

La solución, explican desde EVA, es no dejar la maternidad como un proyecto a futuro sino prepararla cuando se es joven.

Es decir, realizarse a edades tempranas un diagnóstico de fertilidad para conocer la reserva ovárica, que indica si se podría tener algún problema de infertilidad.

En caso de querer ser madre pero tener que posponerlo por esos tres grandes motivos citados anteriormente, trabajo, dinero y familia, los óvulos jóvenes, sanos y más numerosos se pueden congelar mediante el tratamiento de vitrificación de óvulos.

En el futuro, explica la doctora Mancini, servirán para ser fecundados y reimplantados.

La ciencia ayuda contra la infertilidad, pero la prevención es tarea de todos.

blog comments powered by Disqus