• Thursday, 27 December 2018
  • Mi Magazine
  • 536
Helicóptero estalló en el aire y cayó en llamas: pobladores

Dueño del predio ubicado en ‘Tiros Largos’ exigió el pago por los daños que causó el siniestro. Afirman que jamás pensaron que se trataba del ex gobernador Rafael Moreno Valle y su esposa, la gobernadora Martha Erika Alonso

El helicóptero en el que viajaban la gobernadora Martha Erika Alonso, el senador Rafael Moreno Valle y otros tres tripulantes estalló en el aire, de acuerdo con testimonios de personas que se encontraban en la zona del impacto, quienes aseguraron que la aeronave ya se encontraba en llamas cuando cayó en los terrenos de cultivo del municipio de Santa María Coronango.

Entre los testigos se encuentra el propietario del predio, el señor Raymundo Coyotécatl, quien declaró a CAMBIO que los pobladores de la zona que se encontraban en la zona de cultivos siguieron al helicóptero en camionetas hasta el lugar donde se desplomó y trataron de auxiliar a los pasajeros, sin embargo, nada pudieron hacer por ellos.

De acuerdo con el encargado de despacho de la Fiscalía General del Estado (FGE), Gilberto Higuera Bernal, ya se entrevistaron con los testigos que estuvieron presentes en el hecho, por lo que estas declaraciones, junto con las más de 30 jornaleros ya estarían integradas en la carpeta de investigación de la Fiscalía General de la República (FGR).

“Se oyó un estruendo en el cielo y después cayó el helicóptero”, poblador de Coronango  

Según la versión de un testigo que trabajaba con su familia en una de las parcelas de la zona, minutos antes de las 15:00 horas escuchó un fuerte ruido, por lo que dirigió su mirada al horizonte y observó la caída del helicóptero.

“Se oyó un estruendo en el cielo y después cayó el helicóptero, cayó abajo y ya no dejaron entrar, las personas que estaban acá las empezaron a echar”, aseguró el jefe de una de las familias de Coronango, señalando que tardaron en llegar aproximadamente 20 minutos al lugar de los hechos, pero ya no pudieron hacer mucho por las víctimas del siniestro.

Con base en las versiones de los testigos, en la zona del impacto se podían observar algunos mechones del cabello de la gobernadora Martha Erika, además su cabeza se encontraba desprendida del cuerpo.

“Uno de los cuerpos que se encontraba en el asiento lo trataron de rescatar, pero se quemó todo, se deshizo el cuerpo, ningún cuerpo estaba reconocible, los pedazos estaban por ahí”, declaró uno de los pobladores, además señalaron que no hallaron las hélices del helicóptero, también afirmaron que jamás sospecharon que se trataba del ex gobernador Rafael Moreno Valle y su esposa y actual gobernadora, Martha Erika Alonso.

Helicóptero ardía antes de desplomarse

Raymundo Coyotécatl, propietario del predio ubicado en ‘Tiros Largos’, también fue testigo del desplome del helicóptero Agusta Westland AW109S Grand con matrícula XA-BON en donde perdieron la vida cinco personas: la gobernadora Martha Erika Alonso; el senador Rafael Moreno Valle; los pilotos Roberto Coppe y Marco Tavara y el asistente personal del senador, Héctor Baltazar Mendoza.

“Me mandaron a llamar y ya vine, desde ayer vimos cómo venía ardiendo el avión… si venía ardiendo desde arriba, estábamos allá cuando empezamos a ver cómo ardía la colita del avión y luego varios de allá del pueblo lo empezaron a seguir con camionetas, pero yo por mi necesidad me tuve que ir”, declaró el dueño del predio, mientras reclamaba quién le pagaría por las pérdidas que estaba sufriendo por no poder trabajar su campo y el zacate destrozado por la cantidad de vehículos que invadieron su propiedad.

Por lo anterior, Raymundo Coyotécatl fue trasladado a las instalaciones de la FGE para realizar una constancia de hechos en la que corroborara que se trataba de su terreno, para después llegar a un acuerdo sobre los gastos y afectaciones generadas después del siniestro.

blog comments powered by Disqus